31 marzo 2006

Los sapos

El mundo está controlado por sapos. Si miran bien, los líderes mundiales, los peluqueros, los choferes de autobuses, son sapos.
Venís durmiendo en el viaje. De pronto te despertás y estás inmerso en una nave conducida por un sapo sonriente que te lleva hacia la perdición.
No hay nada que hacer. El sapo va mirando el pavimento lo más pancho, los demás pasajeros roncan y notás que ni siquiera hay ventanas para abrir y tomar un poco de espacio exterior.
Llegás a destino, los ojos abiertos, tenso. Caminás entre los demás pasajeros buscando una complicidad, alguien que haya visto lo mismo que vos. Ni caso, los sapos los engrupen con una facilidad pasmosa.

30 marzo 2006

Sobre la literatura argentina contemporánea

(apunte provisional)
El "que se vayan todos" no lo inventaron los incautos ahorristas incautados por Domingo Cavallo sino los escritores argentinos mucho antes del día de los cacerolazos, y es un mérito que se les debería reconocer poniendo una placa en la Biblioteca Nacional.
César Aira le tira piedras a la estatua viviente de la literatura argentina, Ernesto Sábato. Blanco fácil y efectivo. El gesto prospera porque Aira cosecha seguidores y porque sobre la estatua se posan pájaros sueltos que quieren ocupar el pedestal cuando, en una noche aciaga, la literatura sin escritura lo deje vacante.
Con esos ingredientes, como todo el mundo sabe, el western funciona. El aire de comedia se lo dan los pájaros aireanos que desafinan y los aspirantes a la estatua, sobreactuando su perfil comprometido con la tragedia humana y nacional.
Para colmo de males, a mamá Europa lo único que le interesa de esas latitudes (lo único que le da ganancia) es la escultura estatuaria, y no se dan por enterados de todos esos aspavientos tan incomprensibles como el peronismo.
El ninguneo, lejos de aplacar, enfebrece a los actores, es música en sus oídos y le pasan el trapo a la pistola. Que se vayan todos, gritan, que se vayan todos.

26 marzo 2006

Dos observaciones sobre el cine porno

Mi amigo Jordi dice que en su vida vio más películas porno que de las otras.
El periodista menottista Horacio Pagani (un bilardista no hablaría de esas cosas) dijo ayer en su programa de radio que el cine porno había evolucionado mucho en fotografía y escenografía, no así en guión y trama.
Por otro lado, puntualizó, hay mucha diferencia con la realidad, donde la gente con frecuencia sale solamente a tomar un café.

25 marzo 2006

24 de marzo

Los diarios y los blog abundan sobre el día de la memoria. No es fácil encontrar artículos con la claridad de ideas que tiene éste, firmado por Pasquini Durán.

22 marzo 2006

Lo que no mata ¿te fortalece?

Lo que no mata te fortalece, dice el dicho. Vos tenés sarampión, no te morís, quedás inmune a un nuevo ataque de la enfermedad. Extrapolás esa enseñanza a la vida. La vida te castiga, sobrevivís. Lo que no mata te fortalece.
Digamos que te toca pelear con Tyson. Subís al ring, la gente corea tu nombre, de reojo mirás a la chica con el número uno. En el primer round Tyson te mete una piña y te tira al suelo. Sobrevivís, el referí cuenta hasta ocho, tus manos responden, podés mirarlo a los ojos, adelante mi valiente. Tu entrenador te palmea en el rincón. Vamos, vamos, lo que no mata te fortalece.
Salís al segundo round. Tyson ensaya el gancho a la mandíbula. Te caés y te levantás. Las piernas empiezan a temblar. Ya no ves a la chica ni el número, ¿seis, nueve? Vamos, vamos. El negro te sigue sacudiendo de lo lindo en medio de una nube y gritos.
Sentís un crujido. ¿Terminó la pelea? Tu medio ojo sobreviviente ve la mano del referí levantando el brazo de Tyson. Vamos, vamos, dice una voz.

20 marzo 2006

Las flores de plástico

Digan lo que digan, las flores de plásticos duran más.

El problema del género

Me pregunto a qué género literario pertenece el blog. La pregunta es capciosa. Mejor sería ¿qué géneros de los que conocemos se acomodan mejor al espacio del blog, el diario, la miscelánea? Quizá sea la mejor manera de poner en práctica lo que decía Macedonio: "El escritor a la vista". Quizá no sea un buen espacio para textos pero sí para pretextos o paratextos. No sé.

19 marzo 2006

El nombre del blog (o cómo naufragar en Internet)

Como no sabía de donde venían los versos que dan título a este blog, me dispuse a buscar una respuesta en la red. He aquí una síntesis de mi búsqueda:

1) Aparecen citados en una antología de versos gauchescos: Cancionero popular rioplatense : Lírica gauchesca, de Jorge M. Furt.

1209a
De las aves que vuelan
me gusta el chancho,
porque vuela y se asienta
sobre tu rancho.

1209b
De las aves que vuelan
me gusta el chancho,
porque es petizo, gordo,
rechoncho y ancho.


Este es el único texto erudito que encontré. Como curiosidad o apostilla debo decir que me llamó la atención la verba y el entusiasmo del antólogo, que, según mi modesto ver y entender, contrasta con muchos de los textos que incluye la antología.

Dice el antólogo:
Vemos sobre el saber precientífico y sobre el hondo pensamiento de sus coplas, arraigarse una forma de serena y absoluta sencillez, que en mucho cumple el postulado de armonía que el filósofo griego, en alguno de sus diálogos divinos, nos expresa, teniendo en cuenta como siempre la distancia que va de este arte primitivo, a aquel arte perfecto que Platón nos preconiza. Pues, a pesar de tal sencillez, o quizá por ella misma, se iluminan, por veces en ellos, resplandores de verdadera y deslumbradora hermosura; «son -tal dijera un humanista castellano, al tratar de los refranes y decires populares- como piedras preciosas salteadas por ropas de gran precio, que arrebatan los ojos con sus lumbres»

Pero en la antología leemos coplas como:
251a
Antes cuando te quería
eras una flor rosada,
aura que no te quiero
sos una india pelada.

268a
Mi caballo y mi mujer
todos se fueron a Salta,
como vuelva mi caballo,
mi mujer no hace falta.


2) Otras variantes las encontré en foros y páginas de la más variada especie. Creo que ésta es la mejor:

De las aves que vuelan
me gusta el chancho,

de las flores del campo,
el avestruz.


Una versión explicativa aparece en un curioso cuento de Carlos Nacher titulado Las ballenas ¿son extraterrestres?

De las aves que vuelan
me gusta el chancho
porque vuela bajito
como el carancho.


En el perfil del chileno Alfredo Lira, a quien le gusta la película El Chacal de Nahueltoro, podemos leer:

De las aves que vuelan
me gusta el chancho
y de las frutas
las empanás.



El grupo de rock Pololeando con Mirlo incluye los versos en una de sus canciones, Balas de goma. En otra, Bla bla bla, leímos lo siguiente:
Si te sentís muy mal te revuelvo la 7up.


Algunos foros la citan. En uno de ellos Gabriel Macaroff escribió la siguiente metáfora:

Qué es ser de izquierda
Ser de izquierda no es ser comunista, antiimperialista o anticapitalista; no es ser oposición al gobierno. Ser de izquierda va mas allá de un mero pensamiento o idea del Estado; va mas allá porque ser de izquierda significa dinamismo, movimiento, reforma; no puede identificarse a un espíritu dinámico, ágil, transformador y luchador con ideas estáticas, totalitarias y definitivas.
Figúrense una vía de tren, y sus estaciones. Cada estación es una concepción política, y cada tren es una sociedad. Una sociedad de derecha llega y se queda en una sola estación, aunque no sea la más apropiada para sus pasajeros; una sociedad de izquierda, siempre cambia de estación, buscando la felicidad de su pueblo.
Seamos trenes, no meras estaciones; seamos trenes en movimiento, no conglomerados de gente dentro de un habitáculo inmóvil. El cambio general debe empezar con el propio cambio; si no te animás al cambio, no sos de izquierda.



3) Eso es todo lo que hay por ahora sobre los chanchos que vuelan en Internet. En otros foros se citan los versos iniciales, desangelados de remate, lo mismo sucede en las conversaciones de la calle y en el nombre de este blog.
En conclusión, yo creo que esta copla tuvo alguna vez un final acorde a su auspicioso comienzo, pero se perdió en la noche de los tiempos y lo que hay son versiones más o menos aproximadas.
La noche de los tiempos, qué lindo lugar común.

Saludo de bienvenida

Un saludo de bienvenida, una prueba del uso de fotos, una refutación de la creencia según la cual una imagen vale más que mil palabras.

18 marzo 2006

Puntapié inicial

¿Un blog es un espacio de narcisismo? Quería llamar al mío El pez náufrago, famoso texto de Macedonio Fernández, pero me pareció un poco pretencioso, y además Google tiene una lista de editoriales, colecciones, programas de radio y marcas de escarpines con ese nombre. Depués pensé en "Cactus de La Pampa", pero también me pareció presumido, como si se llamara "El otro lado" o algo por el estilo. Opté por unos versos de la poesía gauchesca en su vertiente surrealista porcina. A ver qué hacemos.

Incrédulos

Primero les dijimos que a Santiago Maldonado lo llevó un camionero a Entre Ríos y no nos creyeron. Después les mostramos el video de Santi...