20 julio 2006

Oscuros orígenes del Día del amigo, una investigación de Horacio Kandinsky

El 20 de junio se celebra, con gran éxito en bares y pizzerías de la República Argentina, el Día del amigo. Ese día, la tele y las radios porteñas se apuran a halagar al tipo que lo inventó, el Doctor Enrique Febbraro, dentista, pianista y profesor de filosofía y psicología que el día en que Amstrong pisó la luna (o el desierto de Nevada) vio la luz de las estrellas (que no se vieron en la transmisión) y se dijo a sí mismo: "Hoy tiene que ser el día del amigo".
Yo no veo la relación entre la amistad y un chabón que pisa la luna como parte de la guerra fría, pero, bueno, será cuestión de gustos, la cosa es que el dentista profesor se encaprichó y empezó a mandar cartas a troche y moche y a golpear la puerta de los despachos, que en aquellos años solían estar en los cuarteles.
La lucha de Febbraro vio la luz en el año, ay, 1979, con el decreto 235/79 de la provincia de Buenos Aires. Ese mismo año consigue que la institución que lo cuenta entre sus miembros más fervientes, el Rotary Club, decida también hacer suyo el día y divulgarlo. Así se hace famoso y llega a las tiendas de souvenirs y a los mensajes telefónicos eso que conocemos como Día del amigo.
En la página del Rotary Club, el mismo Febbraro tiene una sección en la que escribe periódicamente prescribiendo sobre la amistad y contando la historia.
Aparece un texto del año 80 en el que podemos leer los "fundamentos" de la decisión del Rotary Club de hacer suya la bandera del día del amigo. Comienza así:"Durante el año administrativo 1978/79, en el Distrito 489, fue convocado un foro para tratar, en medio de la habitual franqueza rotaria, aspectos atinentes para colaborar en el mejoramiento de la proyección de la imagen Argentina en el exterior, la cual, como todos recordamos, sufría los ataques del terrorismo radicado y financiado dentro y fuera de nuestra patria."
Los comentarios huelgan. También dice la página que Febbraro fue postulado al Premio Nobel de la Paz, no dice cuándo ni por qué ni por quién. En fin...
La prescripción Z del doctor reza que el amigo "te baja a la realidad". ¡Plum!

No hay comentarios.:

Incrédulos

Primero les dijimos que a Santiago Maldonado lo llevó un camionero a Entre Ríos y no nos creyeron. Después les mostramos el video de Santi...