07 agosto 2006

Blogósfera y pelotudez

Cualquiera que se ponga a navegar por la blogósfera notará que lo que abunda es la pelotudez. Entre por donde entre, el navegante se topa con textos pelotudos, comentarios pelotudos, fotos pelotudas y pelotudeces de las más variadas especies, colores y sabores. La inconexión y la incongruencia son elementos fundamentales a la hora de potenciar el culto, y pueden llevar al paroxismo y al éxtasis de la pelotudez.
Los orígenes del culto a la pelotudez son inciertos (algunos hablan de 1817, otros de la prehistoria) pero está comprobado que la blogósfera le proporcionó tierra fértil para crecer y multiplicarse.

No hay comentarios.:

De las aves que importan me gusta el chancho

Como todo el mundo sabe, resulta que la Argentina, nuestro querido país, el de los cuatro climas, el de las cataratas y la cordillera, el ...