28 enero 2007

un cerdo en alta mar

hay un chancho en alta mar
le gusta navegar
flotar
ir
así
a la deriva
con una manzana en la mente
soñando con un prado
donde corre sin ataduras

el único problema es
su corazón
porque es de margarina
y se derrite
con la calor

SEGUIR LEYENDO [+]

19 enero 2007

Beca para una tesis doctoral

El Centro de Investigaciones Tangueras ofrece una beca de investigación para escribir una tesis doctoral sobre el siguiente verso de Homero Espósito: como un pájaro sin luz, del tango Naranjo en Flor.
La tesis deberá tener en cuenta además la interpretación del verso en la voz del Polaco Goyeneche con la orquesta de Atilio Stampone.
Deberá, como mínimo, hacer una historia de la poesía, una historia de la música, una historia de Buenos Aires, y una historia de todo lo que fuere necesario desde el comienzo de los tiempos hasta la plasmación del verso, más una teoría de la creación poética, de manera tal que explique cómo llegó la humanidad a crearlo (o a dar con él).
El resultado debe ser un texto al final de cuya lectura el verso y el lector/oyente confluyan en un mismo río de sentido.

SEGUIR LEYENDO [+]

16 enero 2007

El todo

Ser el todo, ser la totalidad, ser la suma total de las partículas. Una masa compacta que todo lo incluye. Sin nexo, sin perspectiva. No hay lugar para el pensamiento. No hay lugar para el sufrimiento. Todo es todo, plenitud, totalidad. No hay panorama. No hay tiempo. Éxtasis sin resquicio, sin lugar para la ausencia. Redundancia pura. Como un océano sin continente y sin superficie. Como un globo lleno de agua.

SEGUIR LEYENDO [+]

15 enero 2007

La nada

Digamos que alguien encuentra la nada. Cuando decimos la nada nos entendemos: la nada, la pura nada. Nos entendemos, ¿no? Cualquiera que lo haya soñado o deseado sabe de qué estamos hablando.
Bien, digamos que ese alguien encontró la nada. No importa cómo, la encontró, está en ella, despatarrado en la nada.
Es feliz. Alguien que está en la nada, digo yo, es necesariamente feliz. No espera nada, tiene todo, no tiene nada.
¿Quién puede comunicárnoslo? Nadie. Los que están en la nada no hacen nada.
Él está allí, feliz en la nada incomunicable, y nosotros acá, chapoteando entre comas, masticando nuestro bastante poco, nuestro demasiado algo.

SEGUIR LEYENDO [+]

11 enero 2007

Solución para salir del pozo

Para salir del pozo lo mejor es una buena escalera, lo suficientemente alta y resistente para llegar a la superficie sin tener que andar haciendo maniobras complicadas.
En su defecto, un ascensor o una cuerda bien larga y fuerte, con una roldana bien agarrada a alguna parte, y en lo posible un gorila afuera, con la fuerza y la paciencia necesarias para tirar para arriba sin hacer demasiadas preguntas.
Una vez en la superficie, actuar con naturalidad, como si tal cosa, silbando bajito.

SEGUIR LEYENDO [+]

06 enero 2007

Fútbol por TV

Acepto la opinión, y de algún modo la comparto de que el fútbol (a pesar de lo que digo más abajo) es una tremenda pelotudez, opio de los pueblos, etcétera. Las personas que piensan así me merecen el mayor de los respetos, y ante ellos me saco el sombrero como buen caballero que no soy pero podría llegar a serlo si viviera doscientos cincuenta años más.
El mismo respeto me merecen aquellos que se reúnen a mirar un partido de fútbol y mientras dura éste apenas hablan, a lo sumo comentan las jugadas y gritan los goles si los hay. Esa gente sabe que cuando uno mira un partido de fútbol todo lo que se ve es importante: un lateral en la mitad de la cancha, la manera en que el sale el arquero (jugando, con un pelotazo, a quién le da la pelota, etcétera), etcétera. La cerveza hay que comprarla antes y al baño hay que ir en el entretiempo que para eso está. Y está expresamente prohibido cruzarse delante del televisor. Las reglas son las reglas.
Lo que no admito de ninguna de las maneras es la costumbre arraigada en un inmenso y cada vez más popular colectivo de personas que, reunidas para mirar un partido de fútbol, se ponen, no obstante, a hablar (y no paran) de cualquier boludez. Cabe aclarar que en ese contexto cualquier tema que no sea el partido en cuestión es una boludez, hablar del sentido de la vida es una boludez porque no estamos aquí reunidos, mis queridos camaradas, para hablar del sentido de la vida ni del sexo de los ángeles sino para mirar un partido de fútbol, un simple partido de fútbol (además, ¿qué pueden aportar a una discusión sobre el sentido de la vida un par de boludos que se junta para mirar un partido de fútbol?).
Ese comportamiento (y acá viene la moraleja, porque esto tiene moraleja mis queridos, ya tuvimos bastante de literatura sin mensaje, sin metáfora, sin nada que empiece con eme) me da que pensar que lo mismo hace esa gente en otras situaciones de la vida: cuando van al teatro, a un recital de poesía, a la ópera, al cine (ahí los veo con el pochoclo, con el ketchup), por no ponerme a pensar en qué harán esos individuos cuando hacen el amor, acaso se ponen a debatir sobre el tiempo, sobre el precio del tomate o sobre los nuevos rumbos que habrá de cobrar la economía europea ahora que se incorporaron un par de países más.

SEGUIR LEYENDO [+]