31 agosto 2017

La buena educación

Tienen razón quienes quieren poner un coto a los maestros abordadores de temas de actualidad. ¿Cómo van a permitir los padres que los maestros les laven la cabeza a sus niños hablándoles de temas de nuestro convulsionado presente? ¿Qué se creen los maestros, se creen periodistas, opinólogos, panelistas?
¿No saben los maestros que el monopolio de la actualidad lo tiene el periodismo independiente, y que esa es la única vía por la cual los niños, los adultos y los ancianos deben informarse?
No es un tema menor. Un maestro puede ser una buena persona (todavía hay algunos) pero un maestro también puede ser un agente comunista, anarquista, subversivo, terrorista o kirchnerista.
En cambio, un periodista de TN, de Canal 13, de América, de La Nación, de Radio Mitre, es, comprobadamente, una persona ecuánime y preparada para informar y para educar a los párvulos, a los adolescentes, a los maduros y a nuestros queridos gerontes.
Basta ver un noticiero, un flash informativo, un programa político, para ver que todos estos  arcángeles de la ecuanimidad comunican asépticamente los acontecimientos para que los entendamos como deben ser entendidos.
Los periodistas independientes son los únicos capaces de transmitir la realidad sin ninguna mirada tendenciosa ni sesgada. De manera pulcra y objetiva.
Pero el análisis no debe quedar ahí. Aprovechemos el debate público y avancemos. No seamos tibios.
Ya es hora, entonces, de ir pensando en cerrar definitivamente las escuelas, esos antros de ideologismo, de trotskismo y de peronismo. Ya es tiempo de hacer de la educación una actividad manejada por los expertos de la comunicación.
La educación debe ser transmitida por televisión y por redes sociales. En señal codificada, porque la gente tiende a la vagancia, si no paga no valora.
Debemos aprender de los buenos ejemplos que la realidad ya nos está dando. Repitamos y multipliquemos lo que funciona. Veamos dónde todo va sobre rieles.
¿Acaso alguien puede discutir que las personas mejor informadas y educadas de este país son aquellas que todas las noches se van a dormir después de informarse y educarse mirando Intratables?

23 agosto 2017

¿Qué significa omnívoro?

¿Cuánto tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del sol?
¿Cuál es el único mamífero capaz de volar?
¿A qué velocidad corre el guepardo?
¿Cuál fue el primer metal que empleó el hombre?
¿En qué disciplina artística se destacó Frida Kahlo?
¿Cuál es segundo país más poblado de la Tierra?
¿Quién escribió “El Aleph”?
¿Cuántos huesos tiene el cuerpo humano?
¿Cuál es la raíz cuadrada de 9?
¿Cuánto vale el número pi?
¿Cuál es el país más grande del mundo?
¿Qué significa ovíparo?
¿Julieta Montesco y Romeo Capuleto, o al revés?
¿A qué país pertenece la ciudad de Zagreb?
¿Quién escribió “Primero Sueño”?
¿Cuál es el lago navegable más alto del mundo?
¿Sobre qué ciudad arrojó Estados Unidos la segunda bomba atómica en 1945?
¿Quién compuso la ópera “Las bodas de Fígaro”?
¿En un triángulo rectángulo el cuadrado de la hipotenusa es igual a la suma de los cuadrados de los…?
¿Cuántas patas tiene la araña?
¿Qué instrumento tocaba en los Beatles Paul McCartney?
¿A qué continente pertenecen las Islas Feroe?
¿Cuál es la capital de Brasil?
¿Qué poeta polaca ganó el Premio Nobel de literatura?
¿Qué significa omnívoro?
¿Cuál es el océano más grande del mundo?
¿A quién le crecía la nariz cuando mentía?
¿Cuántos planetas tiene el sistema solar?
¿Dónde está Santiago Maldonado?

19 agosto 2017

De las aves que importan me gusta el chancho

Como todo el mundo sabe, resulta que la Argentina, nuestro querido país, el de los cuatro climas, el de las cataratas y la cordillera, el de la pampa y el ombú, el del obelisco y los cerros de los siete colores, a partir de la visita del Señor Vicepresidente de los Estados Unidos de América, va a importar chanchos de ese gran país del norte.
¿Cómo dijo?
Que vamos a importar cerdos, porcinos, chanchos, de Estados Unidos, de EEUU.
¿Chanchos norteamericanos?
Chanchos norteamericanos.
¿Y por qué?
Por varias y muy justificadas razones. 
En primer lugar, porque es necesario afianzar las relaciones con ese país tan importante del mundo. Porque, con todo respeto, no es lo mismo Bolivia o Venezuela que Estados Unidos de América, EEUU, USA, o como quiera usted denominarlo.
En segundo término, porque el cerdo o chancho es un producto de alta tecnología, y no cabe duda de que Estados Unidos es el país más avanzado en esa materia. Y, bueno, no me va a comparar usted un cerdo criado en Cincinnati o en Wisconsin, que habla perfectamente inglés, con un chancho roñoso criado en Gualeguaychú o en Venado Tuerto.
En tercer lugar, porque gracias a estas sofisticadas importaciones se abren muchas fuentes de trabajo para gente tan agradable y campechana como los granjeros norteamericanos, gente macanuda como Charles Ingalls o los protagonistas de aquellas hermosas series Bonanza y El gran Chaparral.
En cuarto orden, porque este gobierno de gente linda del Cardenal Newman que administra, gracias a Dios, nuestro querido país de cataratas, siete colores y obelisco, es un ferviente combatiente de la peligrosa y conocida mafia del chancho.
Por todas estas razones, estimados amigos míos, es que tenemos otra razón para festejar ese gran acto cívico de poner en la urna la boleta amarilla del cambio. 
Gracias a este acto patriótico vamos a poder masticar cerdos nacidos nada más y nada menos que en Estados Unidos de América, el mismo que mastican sus grandes actores, actrices, deportistas, asesinos seriales y personalidades. Quién te dice que dentro de unos años un niño argentino alimentado con cerdos norteamericanos, no logra convertirse en una estrella de Hollywood.

Incrédulos

Primero les dijimos que a Santiago Maldonado lo llevó un camionero a Entre Ríos y no nos creyeron. Después les mostramos el video de Santi...