01 octubre 2014

Soledad del traductor

Aquellas mujeres y aquellos hombres adoraban al sol o a la sol, porque en su lengua sol es femenino, la sol o la sola. A su vez, el adjetivo femenino sola coincide con el sustantivo sol; y utilizan palabras de diferente raíz para sola y soltera.  Curiosamente, el adjetivo soltera y el sustantivo luna, que es masculino, son homónimos. Es decir,  luna puede ser soltera, y sol puede ser sola, no sé si me siguen. Es una lengua complicada, y la explicación puede ser un poco engorrosa para gente como usted, a quien le importa un pepino un comino o un esdrújulo rábano.

SEGUIR LEYENDO [+]

21 agosto 2014

De algunos detalles para reconocer a los verdugos

No creen en los puentes.
No soportan nada derivado del círculo.
No aprenden el número tres.
Disponen de loros que roban el lenguaje.
Son insensibles a la música y no perciben tres colores de la
gama tonal.
Tienen una vena de más.
Se llaman a sí mismos y no acuden.
No soportan la última hora ni la primera.
No aspiran a ser hombres sino animales superiores.
Piensan que un filo separa lo infinito de lo finito.
Tienen un solo sueño recurrente que escriben en un libro
colectivo oculto en campo de maniobras.
Tienen dos sombras.


Alberto Muñoz
-saqueado de http://musicararablog.wordpress.com/-

SEGUIR LEYENDO [+]

15 julio 2014

Contemplaciones del chancho

El grito se propaga entre fantasmal y  aterrador. Lo matan porque no sabe defenderse. Puede que alguno de sus compañeros lo vea en su última hora. Pero tal vez ese testigo impasible crea que las patas cortas no ayudan en ninguna huida. O que la mugre es también una forma de dignidad que perdona cualquier final.
   Si se vieran uno al lado del otro, quizá, colgando de ganchos en el techo de un restaurante de moda, finamente enjamonados, pensarían que, con el tiempo, incluso la muerte no es más que otra forma de estar aburrido.

Alejandro Bentivoglio
Paul está muerto
Macedonia Ediciones

SEGUIR LEYENDO [+]

11 marzo 2014

Prueba de alta sensibilidad

Esos ruidos que sueltan los papeles estrujados —tan parecidos a los huesitos que crujen—, y los patéticos esfuerzos con que luego se mueven para recuperar la lisura perdida, lo conmovían hasta el llanto.

Eugenio Mandrini

SEGUIR LEYENDO [+]

25 noviembre 2013

A mi propio poema


En el mejor de los casos
serás, mi querido poema, atentamente leído,
comentado y recordado.

En el peor de los casos
sólo leído.

Hay una tercera posibilidad:
aunque escrito,
un instante después arrojado a la papelera.

Puedes optar por utilizar una cuarta salida:
desaparecer no escrito
ronroneando satisfecho algo para tus adentros.

Wisława Szymborska
Traducción de Abel Murcia y Gerardo Beltrán
del libro "Y hasta aquí" editado por Versus / Posdata Editores, México

SEGUIR LEYENDO [+]

14 noviembre 2013

Poema en el papel



Soy poesía de la vieja escuela,
bar, birome, cuaderno,
mi hogar es blanco mate
de un árbol que ya no es.

Nací al calor de la temperatura ambiente,
el lenguaje se enjugó en la hoja,
pulsión de tinta verdadera en celulosa prensada.

La materia me constituye.
Por eso te ruego:
no me tipees,
no flageles el trazo,
no me estandarices.

No cometas el sacrilegio de “pasarme” a una A4 virtual,
no me apliques el corrector automático.

No me copies.
No me pegues.
No me metas en un blog.
¡No me subas al Facebook!

Soy un poema de la vieja escuela
escrito en un bar,
en un papel.

SEGUIR LEYENDO [+]

25 julio 2013

Gran Hermano



Una cámara te apuntará desde que sales del vientre de tu madre hasta que cierren tu ataúd. Una máquina grabará todas tus conversaciones y todos tus silencios. Vayas a donde vayas un aparato electrónico te seguirá. 
Tus palabras, tus gestos y tus pensamientos estarán registrados en un archivo que a nadie le interesará.

SEGUIR LEYENDO [+]

06 marzo 2013

Convengamos



Convengamos que el Universo entero no cabe en una página. Convengamos que  no cabe en un relato largo, ni tampoco en uno larguísimo. Convengamos que Universo entero no cabe en una Enciclopedia. Podemos decir que  ni siquiera en un Universo igual y   paralelo, porque ese segundo Universo también sería parte del Universo y harían falta otros dos para que  cupieran,  pero  entonces serían  cuatro, y serían  necesarios otros cuatro, y así hasta el infinito.
Convengamos, entonces, que el Universo entero cabe en una página. El Universo entero cabe en una página,  y esa página es ésta. Qué le parece, mi amigo, quién hubiera dicho cuando empezaba a leer distraídamente que se encontraría  con el  Universo entero en frente de sus ojos.
Y bien, socio, ahora es su responsabilidad. No todos los días se nos presenta el Universo entero cara a cara. Algo debe hacer con él. No me dirá que va a cerrar la página como si  tal cosa. ¡No sea indiferente, mi amigo! ¡No sea desalmado!

SEGUIR LEYENDO [+]

29 setiembre 2012

Cuántos comentarios

A pesar de no haber escrito nada últimamente en el blog, he recibido muchos fervorosos comentarios.
Esos febriles y entusiastas "comments" parecían no haberse tomado la molestia de leer los textos a los que aludían.  Qué raro, pensé. Eran apasionados y exaltados pero sobre asuntos ajenos a los referidos en mis textos: productos químicos, físicos, etéreos, para las uñas, para los músculos, para el reproductor de música, para los espejos retrovisores. Concluí que eran alusiones indirectas, elípticas, metafóricas. "La literatura con literatura se paga" me dije.
Un experto en computadoras  me dijo que no eran comentarios sobre mi obra literaria sino "spam... o sea", me tradujo, "publicidad basura". "Por eso ni siquiera salen, el mismo blogger los bloquea, llegan solo a tu mail".
Qué tipo más envidioso, pensé, y volví a la lectura de esos textos con la ayuda del traductor de google. Hay un secador de pelos que me encanta.

SEGUIR LEYENDO [+]

17 julio 2012

Mundo animal

De las aves que vuelan me gusta el yaguareté.

SEGUIR LEYENDO [+]

04 mayo 2012

¡Ay!

Hay hombres que se duchan un día y son buenos. Hay otros que se duchan un año y son mejores. Hay quienes se duchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que se duchan toda la vida: esos son los metrosexuales. 
César Vallejo Pueyrredón


SEGUIR LEYENDO [+]

13 marzo 2012

Para acabar de una buena vez con el dinosaurio

Entonces le dijo:
—Perdón señor Dinosaurio, pero ¿me puede decir qué hace usted aquí, o qué hago yo en este lugar? Porque somos de realidades o por lo menos de tiempos diferentes, así que o usted está mal o yo estoy mal, o yo no soy lo que creo ser, o usted no es un dinosaurio real sino soñado o alucinado o vaya uno a saber qué. ¿Me puede sacar de una buena vez de toda esta confusión, de esta ambigüedad, de esta insoportable y angustiante bruma interpretativa?

El dinosaurio no era muy afecto a la comunicación verbal y no le respondió. Luego lo aplastó con su enorme pata y empezó a comerlo lentamente a lo largo de los días hasta que el protagonista del célebre microrrelato quedó convertido en un puñado de huesos blancos y relucientes que todavía están allí.

SEGUIR LEYENDO [+]

09 marzo 2012

La máquina del tiempo


Conseguí llegar al edificio donde se esconde la máquina del tiempo. Tras complicadas gestiones y sobornos pude meterme en el artefacto y pulsar el mágico botón plateado. Después del esperado estruendo y la sensación de ser expulsado de la mismísima mismidad, aparecí en un mundo que no me resultaba extraño. Era mi propio barrio y, a juzgar por los diarios del kiosco de la esquina, apenas una semana antes del momento de mi partida. 


SEGUIR LEYENDO [+]

27 diciembre 2011

La literatura es una cosa muy seria

La literatura es una cosa muy seria.
La literatura es una casa muy siria.
La literatura es una curia muy soria.
La literatura es una cría muy rusia.
La literatura es una quimio muy camus.
La literatura es una cama muy rosa.
La literatura es una osa muy crasa.
La literatura es una caza muy recia.
La literatura es una cosa muy risia.

SEGUIR LEYENDO [+]

24 diciembre 2011

El justiciero

Salió de la chimenea y abrió la bolsa.

—Jennifer, en esta caja encontrarás las orejas del abuelo, que enrojecía las tuyas al “saludarte” en cada cumpleaños. Nicole, aquí hallarás la cabellera de mamá, quien fingiendo peinarte tironeaba con violencia tus dorados rizos. Para ti, Edgar, el ojo izquierdo de papá, ese que te miraba furioso cuando te sorprendía colocando veneno para ratas en sus zapatos nuevos. Y tú, pequeño Brian, recibe el dedo índice de la abuela, ese que te levantó intimidante el día que arrojaste su bastón barranca abajo.
—¡Gracias! —dijimos, y nos lanzamos sobre los paquetes.

SEGUIR LEYENDO [+]

19 diciembre 2011

6am

Llueven onomatopeyas
y los postes caminan a su aire.
El círculo de luz se ha ido
y un gato cruza a toda velocidad
batiendo el récord de felino sobre vereda mojada.

Adentro
aroma de anémonas y calaveras
naranjas y crisantemos.
Una copa de vino
a media asta
y la radio encendida.
.


SEGUIR LEYENDO [+]

09 diciembre 2011

La Tierra no es el centro del Universo


Cruzando el charco
un ojizarco
me mira parco.
El arco enarco...
¡Era Aristarco!
Bajé del barco
y me senté a tomar mates con él abajo del ombú.


SEGUIR LEYENDO [+]

24 noviembre 2011

Haiku barra brava


I
No se oye nada
¿por qué no se van todos
con las libélulas?

II
Callados están
las banderas flamean
hay que saltar.

III
Suben y bajan
parecen ascensor
¿un saltamontes?

SEGUIR LEYENDO [+]

09 noviembre 2011

Variaciones sobre Chéjov, Piglia y Saldungaray

I
Un hombre va al casino. Gana un millón. Vuelve a casa. Prende la tele: subieron los alquileres. Hace la cuenta: tendrá que pagar tres millones y medio. Se suicida.

II
Un hombre va al casino, gana un millón, vuelve a casa, se sienta en su sillón favorito con un vaso de whisky y un libro de Piglia. Lo abre, lee el asunto planteado por Chéjov del tipo que gana un millón y se suicida. Decide evitarlo. Cierra todas las llaves de gas. Tira por la ventana todos los cuchillos y venenos. Vuelve al sillón. Recuerda que tiene una pistola en el ropero. Va a buscarla para deshacerse de ella. Al agarrarla se le escapa un tiro que le da justo en el corazón y lo mata. El forense lo revisa y anota: causa de la muerte: suicidio.

III
Un hombre va al casino. Gana un millón. Vuelve a casa. Se suicida. Muere. Ve un cartel: Casino.

SEGUIR LEYENDO [+]

15 octubre 2011

El solipsista


Me tenía harto ese solipsista con sus bravuconadas, con esa egolatría insoportable que le hacía creer que él era todo en este mundo, que los demás éramos sueños de él, proyecciones de él, escupitajos de él, pus de él.
Me decía: “vos no existís, a vos te estoy dando vida yo, mequetrefe”.
Conseguí un arma y le vacié el cargador en el pecho.
Del bolsillo de su saco sobresalía un papel, una carta. “Señor juez”, decía, “he decidido suicidarme. Usted creerá que se trata de un homicidio, pero, paso a explicarle. Resulta que una de mis creaciones… etcétera”

SEGUIR LEYENDO [+]

14 setiembre 2011

Poesía vertical


El poema es tiempo joven.
Todo a su alrededor se aplasta:
el otro tiempo, el gesto, los bonetes,
el cartón de la fama,
los convulsivos dioses,
la admiración, el fuego,
tu mirada, la mía.

Hasta las estaciones desparraman el cielo
y al final lo abochornan.
No hay nada que retenga
el peso del invierno,
que tira desde abajo de cualquier estación,
confirmando los cimientos de nada,
la disgregada base,
la utopía gastada donde se asienta el mundo.

Y sin embargo, adentro de la vejez creciente,
filón a contramano,
contrahistoria que borra
la tristeza inflexible de las fechas,
el poema es siempre tiempo joven,
valija tibia de la vida,
estuche que preserva la memoria,
maravillada, intacta,
ya ni posible ni imposible,
de aquello que la vida debió ser.

Roberto Juarroz

SEGUIR LEYENDO [+]