06 mayo 2006

Bitácora Cabulera Descartable

En los barcos viajan bestias bicéfalas, banqueros, boxeadores, burros, biromistas, bonistas, brontosuarios, bucaneros y bibliotecarios.
Por eso cruzo el charco en canoa, con Carolina, que es cariñosa, canta canciones, cuenta cuentos y convida caramelos celestes.
Desconfío de los dentistas y de los juegos de palabras. De los textos que consisten en juegos de palabras dudo, sobre todo, de los que arrancan con palabras que empiezan con a, después barruntan boberías que empiezan con b, continúan con cualquier cosa que comienza con c, derraman dislates en d, y así hasta agotar la paciencia del lector.
Además de disímiles, estos textos son discontinuos, duros, desconfiables, definitivamente decadentes.

No hay comentarios.:

De las aves que importan me gusta el chancho

Como todo el mundo sabe, resulta que la Argentina, nuestro querido país, el de los cuatro climas, el de las cataratas y la cordillera, el ...